República Dominicana recibió la certificación oficial del  record Guinness por registrar el mayor  número de parejas bailando merengue  de manera uniforme y sincronizada.

El evento se llevó a cabo el domingo 3 de septiembre en la Plaza España de Santo Domingo, con la presencia de las 422 parejas, principalmente jóvenes,  participantes en la proeza.

Las conductoras Luz García y Elines Olaverría reciben el certificado junto al productor Alberto Zayas, responsable de la iniciativa.

 “Guinness World Records confirma que el intento oficial de récord de  baile de merengue más grande del mundo fue alcanzado con un total de 422 parejas”, certificó la Adjudicadora Oficial de Guinness World Records, Natalia Ramírez, en medio de una algarabía generalizada en la emblemática plaza de la más antigua Ciudad Colonial de América.

El premio fue entregado al productor de televisión Alberto Zayas, responsable de la iniciativa, junto a las conductoras del evento, Luz García y  Elines Olaverría.

Un total de 427 parejas participaron en el baile de cinco minutos, pero cinco de ellas fueron descalificadas por no cumplir los requerimientos de las reglas establecidas, quedando 422 para batir el récord que  habían establecido 330 parejas rusas en el año 2013.

Las parejas fueron seleccionadas a través de concursos durante varios fines de semana en las zonas Norte, Este y Sur del país.

A los participantes se les dio un tutorial con los pasos esenciales del merengue, porque la regla del récord es tener la mayor cantidad de parejas bailando en coreografía.

Merengue: patrimonio cultural de la humanidad

En el año 2016, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró  el merengue dominicano Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, reconociendo la trascendencia del popular ritmo caribeño nacido en la isla Hispaniola.

Merengueros dominicanos encabezados por Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Sergio Vargas, Eddy Herrera y Rafa Rosario

La decisión fue adoptada por el Comité intergubernamental de la Unesco durante su reunión anual en Adis Abeba al considerar que el merengue dominicano “desempeña un papel activo en numerosos ámbitos de la vida diaria de la población: la educación, las reuniones sociales y amistosas, los acontecimientos festivos e incluso las campañas políticas”.

El merengue se caracteriza por ser un baile cadencioso que permite la creatividad y el buen estilo en la pareja

La Unesco destacó que este elemento del patrimonio cultural inmaterial “se transmite esencialmente mediante la participación y su práctica atrae a personas de clases sociales muy diferentes”, contribuyendo a “fomentar el respeto y la convivencia entre las comunidades”.

El Comité, formado por representantes de 24 Estados,  destacó el hecho de que el merengue dominicano se baile en pareja, y subrayó el acompañamiento de “coqueteos y movimientos sensuales al compás de la música” tocada con instrumentos como el acordeón, la tambora, la güira  y el saxofón, entre otros.

Desde que en 2005 se proclamó el 26 de noviembre como Día Nacional del Merengue, todos los años se celebran festivales de esta práctica cultural tradicional en diversas ciudades de la República Dominicana.

Las ruinas de San Francisco, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, son un punto de encuentro obligado, cada domingo, para turistas y locales amantes del merengue, el son, la bachata y los ritmos del Caribe.

El norte del país es considerado la cuna de este baile, aunque se ha extendido a Puerto Rico, Estados Unidos, Venezuela y Colombia, donde han surgido variaciones en ritmo y sonido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here